Experiencias sistémicas familairesConsidero que a mejor forma de celebrar la versión No 100 del taller mensual de constelaciones sistémicas familiares, es haciendo un poco de historia y contando en que vamos en este momento.

Puede decirse que la historia de constelaciones familiares y del enfoque sistémico en mi ámbito profesional, tiene hasta ahora tres momentos que no están lejos de las búsquedas humanas como en el duelo, el desamor y las transformaciones de vida.

El primero fue  hace 22 años, en el 95, con la  maestra y socióloga Ingala Robl,  que permea a través de los primeros talleres de constelaciones familiares en Bogotá,  a un gran número de personas,  sembró muchas inquietudes a los que asistimos, especialmente en  los profesionales de la salud.

El segundo momento es en el 2007, ya en el  Grupo Hellinger  Colombia de la psicóloga Olga Susana Otero, cuando decidí integrar  los procesos transgeneracionales a la terapéutica clínica en la práctica privada, e invito a   la colega, amiga y consteladora Luz Adriana Valle,  a realizar los talleres a mis consultantes. Entre tanto recibía formación en lo Sistémico  en el Centro de Constelaciones familiares Sowelu de México, facilitado  por centro luminoso, siendo certificada en  esta terapéutica con al menos 15 compañeros más como primera promoción en 2011.

Y el tercer momento lo vivimos ahora, es  el fortalecimiento de una estrategia de orden  clínico-sistémico, que  se refleja en talleres y  consulta individual,  pareja y familia nutridos de la psicología, que da piso a los procesos psico-sistémicos y que  es atinente  al personal que trabaja con la psique, es decir psicólogos, y  psiquiatras por ser estos profesionales los llamados a hacer psicoterapia.

Esto permite  crear una estrategia de seguimiento  transversal   y longitudinal con estudios de caso, que dan cuenta del emocional reportado en las historias cínicas  y en lo diferencial como aporte metódico de la observación,  dados por los diagramas de configuraciones, fotografías y planos de observación, que cuentan lo que pasa en el trabajo sistémico.

Ejemplos que  facilitan entender este proceso serían, el caso  del joven frente al bullyng, que manifiesta su mejoría, no solo frente a compañeros que lo  lastimaban, sino en las postura de límite sano a la autoridad de los padres que a veces era excesiva (y piso de la aceptación del abuso), logro que por supuesto se consigue en  psicoterapia con una buena inversión de tiempo;  pero acá el proceso casi que se reduce a la mitad,  se mantiene en el tiempo (5 años)  se documenta además de la historia, en fotografías, diagramas y se consolida con el descubrimiento y elaboración del origen sistémico del abandono en su linajes materno y paterno todo a través del movimiento sistémico.

En lo  vivencial el otro ejemplo muestra a la señora miembro de una pareja,  que consulta por el abandono de su esposo  y ella misma puede descubrir en un movimiento sistémico, en una configuración o mapa en consultorio, como fue ella misma quien se fue emocionalmente de la relación al morir su madre.  Y finalmente  en otro ejemplo  cuando un hombre puede honrar al padre  con quien no tiene comunicación, en un ejercicio en de taller y mejora por fin el conflicto con su jefe sin que haya hecho nada real en su ámbito laboral para que esto ocurriera.

De manera  están recopiladas y documentadas estas “Experiencias Sistémicas” desde el 2012, es decir desde hace 5 años, como aporte y honra  a  la psicología,  lo sistémico  y a  los consultantes, siendo además una estrategia didáctica, sencilla y paso a paso que buscan dar fuerza,  credibilidad  y rigor a estos discernimientos.

Por supuesto dando  honra, reconocimiento y saludo al gran maestro de las constelaciones el Dr. Berth Hellinger, a la comunidad del saber de constelaciones y sobre todo a los psicólogos consteladores que  han enriquecido la disciplina con lo sistémico y que en palabras de la Maestra Ingala Robl en su libro de “Constelaciones para la prosperidad y la abundancia” han sido coherentes con la llamada “chispa divina” que ratifica el lugar del orden de los saberes.

En este orden de ideas,  la psicología en esta consonancia es primero para los psicólogos y  permite tomar lugar en el quehacer,  optar por  una forma de trabajo  profesional y  retribuir con una sinergia  de saberes  al avance de las dos disciplinas . Así, desde esta orilla, podemos navegar con brújula a puertos más  fiables,  seguros y plenos de experiencias humanas.

Así desde esta experiencia, damos paso  en este taller No 100, de configuraciones sistémicas familiares como una forma de ratificar este tercer momento  que nos permite retomar las constelaciones familiares clásicas, las nuevas constelaciones  ( ver vídeo)  y dar paso  a vivir   “Las experiencias Sistémicas”  como síntesis del ejercicio sistémico  desde el saber de la psicología, todo  está al servicio de la vida.

Sean todos bien venidos.

 

 

Share This