Me es grato  compartir apartes de la ponencia presentada en las jornadas internacionales nuevos paradigmas en la psicología del siglo XXI, auspiciada  por la psicóloga y también consteladora Marianela Vallejo, quien con tesón reunió a conferencistas nacionales e internacionales y dio con este evento  un jalonazo  a miradas innovadoras, creativas y altamente profesionales que abren lugar a la psicología del siglo XXI.

Mi reflexión y aporte tiene que ver con lo sistémico familiar puesto al servicio de la psicología a través de una  técnica de vieja data llamada  configuraciones sistémicas, en mi caso con fomis de asuntos; venida de terapeutas como Thea Schoenfelder, la escultura familiar de Virginia Satir, el psicodrama de Moreno y bases teóricas de Milton Erickson, Ivan Boszormenyi-Nagy y G. Spark y que fue retomada por el maestro Bert Helliger,  y aplicado como costelaciones familiares o Familienaufstellung, en alemán,  que significa colocación de la familia

¿Qué es una configuración sistémica en el ámbito en consultorio?

  • Una colocación de los miembros de la familia.
  • Un mapa que revela un lugar, cuenta una dinámica y devela un movimiento
  • Oportunidad de conexión y re-conexión propia de lo sistémico al servicio de los consultantes en este caso de la pareja

Y como lo menciono en el apartado de constelaciones individuales de mi página web “Con este mapa, el constelador desde su experticia, formación y apertura al sistema, observa integra y deviene al movimiento, información y dinámicas del mismo en busca de la imagen  sanadora que responda al tema planteado por el consultante”.

Mi  invitación, en esta presentación del encuentro,  no solo  a los asistentes, sino a los colegas psicólogos  formados también en la técnica de costelaciones ha sido a implementarla en sus consultas como una herramienta de trabajo que permita hacer un diagnóstico, un pronóstico y planear una intervención que hace sinergia entre la disciplina de la psicología que se nutre de los saberes sistémicos, haciendo de la terapéutica de parejas una vivencia, mas dinámica, lúdica, puntual y trascendente.

La Elaboración que he ido creando tiene varios momentos que compartí en este encuentro y que han vivido las parejas en la consulta desde hace ya más de 10 años.

¿Qué le permite ver una configuración al terapeuta de pareja desde lo sistémico transgeneracional?

  • Dos historias dos sistemas: Cuando se juntan dos personas, no solo están ellas sino su sistema entero y no es buena señal, cuando uno de los miembros de la pareja o los dos no quieren saber mucho de la familia del otro, pues el sistema del otro refleja, lo que no vemos de nuestro propio sistema y esto genera enredos conflictos y desordenes.

Por ejemplo, molesta que sean incumplidos en la familia del cónyuge, sin embargo cuando  volteamos a  ver su sistema es  posible que encontremos algo similar  de incumplimiento incluso manifestado en ámbitos más profundo que no se  habían descubierto y que impactan mucho más que el llegar tarde.

  • ¿Qué une que separa? En general se cuenta que lo que al principio se veía como una gran cualidad como el estar “superpendiente”, luego de un tiempo se convierte en una carga pesada que no permite movimiento, que ahoga la relación y que si no se atiende puede llegar a separarlos.
  • Una dinámica un movimiento: En la configuración a veces se observa que el movimiento interno es diferente al movimiento real de la pareja al chequear los fomis de asuntos; y se puede observar en lo cotidiano como ejemplo cuando uno de los miembros de la pareja ceden, por amor,  por presión social, por culpa etc y esto genera distancia, crea vacío y pasa cuenta a la estabilidad de la pareja.

Por esta razón, el verse, el conectarse en lo que los ha unido o incluso en lo que los separa permite el movimiento sea de reparación o de despedida sana desde el adulto a otro adulto, que se complementa y se acompaña desde lo clínico en consultorio hasta su resolución en cualquiera de los dos circunstancias.

Lo sistémico familiar puesto al servicio de la psicología del siglo XXI

El título de este apartado también fue el énfasis de mi participación en el primer encuentro de consteladores  en noviembre del año pasado convocado por la colega Luz Adriana Valle,  y planteado en mi  ponencia “Erase una vez” y del Taller “¿Sí a la pareja?” , en donde la invitación está en ir más allá del ejercicio terapéutico puntual, sino  en la construcción de un saber más riguroso, sistemático, dando un cuerpo que soporte la acción terapéutica con cariz clínico sistémico,  se fortalezca como  herramienta de apoyo,  de diagnóstico y de pronóstico al servicio de la psicología clínica.

Consideraciones que no se deben olvidar en este contexto de consultorio

  • La psicología del siglo XXI a pesar de su apertura, sigue siendo una disciplina
  • Las configuraciones sistémicas de pareja, son una intervención puntual, un evento dentro de la estructura del tratamiento
  • Son una herramienta de apoyo al quehacer clínico
  • El terapeuta debe tener: la cualificación, idoneidad y suficiencia en ambas áreas

Desafíos para optimizar esta la técnica de configuraciones sistémicas con fomis en consultorio en consonancia con el siglo XXI

Constelaciones Familiares Individuales

  • Creación de un perfil disciplinar en Configuraciones sistémicas de pareja.
  • Diseñar estudios con herramientas, parámetros, condiciones y posibilidades sin que empobrezcan la experiencia.
  • Crear espacios de construcción del saber a través de la práctica dentro del perfil disciplinar.
  • Diseñar estudios longitudinales con parejas que pasen por esta intervención de  configuraciones sistémicas en consultorio manera cualificada, creativa y rigurosa.
  • Documentar más acerca de lo transgeneracional en pareja como forma de enriquecer el estudio, sin hacer de los conceptos una camisa de fuerza.

Así queridos amigos esta humilde contribución es solo una forma de tener lugar en este movimiento del saber,  que se manifiesta gracias a la gestión de mujeres con fuerza y lugar, acompañadas de hombres que las respetan y que se va gestando en nuestro país con una gran fuerza  en muchas de sus regiones, desde la costa hasta pasto, del llano a la cordillera y acompañados por muchos amigos colegas extranjeros que trabajan desde sus territorios, todos con el mismo objetivo contribuir a  la paz y a la conexión con lo más grande y al servicio de la vida.

Share This