El miedo al miedo es una de las sensaciones que nos lleva al bloqueo. Trascenderlo nos ayudará a tener otra perspectiva que conecte con lo saludable y con el tomar acción de nuestra propia vida. Así, seremos protagonistas activos de esta.

El miedo es una de las emociones básicas, que resulta útil para nuestra supervivencia. Consiste en una angustia que surge ante el peligro, bien sea real o imaginario. El miedo al miedo se trata de algo más agudo, pues, tiene que ver con una preocupación continua a que se repitan malestares que han estado asociados con el miedo en el pasado. Por ejemplo, ataques de pánico o ansiedad.

    A lo que te resistes persiste

    El evitar la situación que nos abruma nos puede llevar a un círculo vicioso que nos sumerja en el miedo al miedo. En otras palabras, por evitar al miedo, desencadenamos más miedo. Entonces, podemos llegar a experimentar esos síntomas que tanto tememos. Por lo que, es más oportuno dejar de luchar contra el miedo, verlo como un aliado y afrontarlo.

    Que sea nuestro aliado significa verlo como es, es decir, útil para nuestra supervivencia. Pues, nos sirve como una maravillosa señal de alarma ante el peligro. Ahora bien, hay que recordar que puede surgir ante lo real o lo imaginario; sobre el imaginario tenemos más control. ¿Lo habías pensado alguna vez?

    «Aquello a lo que te resistes persiste. Lo que niegas te somete. Lo que aceptas te transforma».

    -Carl Jung-

    Con esta frase contundente del médico, psiquiatra y ensayista suizo; que hace parte del título de uno de nuestros blogs del 2016, te invitamos a reflexionar y “aprehender” a neutralizar el miedo, con el apoyo de la mirada sistémica.

    Es decir, se trata de una invitación, a ser más conscientes integrando una perspectiva más amplia del miedo. Que contempla al individuo como parte de varios sistemas a los que pertenece y con los que se relaciona continuamente; y que influencian su bienestar. Por ejemplo, las interrelaciones con, la familia, la sociedad, el trabajo, etc. 

    5 estrategias para vencer el miedo al miedo

    Imagínate no tener el control de las variables y estar en una situación que te hace sentir la muerte bien cerca. En esos instantes, podría activarse en ti el miedo al miedo. Por esta situación pasó el doctor Víctor Frank, pues vivió en un campo de concentración. Una experiencia que realmente lo mantuvo muy cercano al miedo a morir. Cada día que pasaba al seguir vivo, podía volver a experimentar ese miedo, e incluso mantener miedo a volver a sentirse con tanto miedo.

    Sin embargo, tras su experiencia desarrolló una teoría psicológica que nos propone encontrarle sentido a la vida para hacerle frente a la adversidad. Del aprendizaje sobre la propuesta de este autor, rescatamos 6 estrategias que caracterizan a las personas que vencen esta angustia profunda. En el caso de Frankl el peligro era inminente, pero también, nos pueden jugar una mala pasada las situaciones que imaginamos; pues le damos el mensaje a nuestro sistema nervioso de que el peligro es real. 

    Una de las maneras de afrontarlo, es descifrar si es real o no. Pero hay más, veamos otras que caracteriza a las personas que como Frankl resistieron los campos de concentración y el riesgo de muerte casi que inminente a cada paso. 

    • Tener un diferencial. Al parecer la gente que no se doblega frente a la adversidad, tiene algo que les da fuerza, sentido y los mantiene vivos. Podrían hacerles frente incluso a situaciones como la pandemia. Se caracterizan, por su manera de pensar, su ser en el mundo y tener esperanza.
    • Para estos caminantes de la vida, el camino es la meta. La fe y la acción son una causa mayor, que acompaña. De hecho, creer en algo trascendente, cambió el destino de los prisioneros. Por lo tanto, procurar vivir día a día y paso a paso de manera, es un motor para una esperanza de vida. Una gran enseñanza que viene desde la segunda guerra mundial, que nos invita, así como el mindfulness a vivir el momento presente.
    • La actitud personal frente al destino permite decidir su rumbo. En palabras del Dr. Frank, “es lo único que no le pueden robar a un hombre”. Así Víctor Frank nunca se puso de víctima y esto le permitió salir vivo del holocausto. En nuestro tránsito por la pandemia, incluso a pesar de los duelos, la vida continuó y sigue continuando. Los que quedan, tienen la misión de poder continuar, que, desde lo sistémico, es ese sí a continuar en la vida, honrando a los que se van y perpetuando el legado que ha significado aprendizajes.
    • Una actitud personal, una postura digna. Esto permite enfrentar lo que venga, da fortaleza, direccionamiento y valentía, así ocurran eventos con los que no estemos de acuerdo, esto es vivir la vida en adulto, cuando no se puede hacer nada frente a lo irremediable.
    • “No importa lo que realmente esperamos de la vida, sino lo que la vida espera de nosotros”, son palabras del Dr. Frank, que reflejan el asentir, el ver la vida con perspectiva y darnos cuenta de que no tenemos todo bajo nuestro control, y que aun así podemos continuar encontrando un sentido y siendo agradecidos con los aprendizajes que la vida nos brinda.

    A través del trabajo que realizamos en terapia nos inclinamos hacia encontrar ese sentido, y resignificar lo que somos; integrando el legado de los que han estado antes. Este trabajo apoyó y sigue apoyando tan bellamente la salud mental, en tiempos de crisis y de normalidad; a través de nuestras sesiones y talleres sistémicos y desde la consulta online, la presencialidad, las charlas virtuales gratuitas de apoyo a la salud mental que hicimos en plena pandemia, los blogs de la página, vídeos y las constelaciones familiares.

    constelaciones sistémicas en taller

    Reflexiones sobre el miedo al miedo

    Las experiencias tan confrontadoras como el holocausto, una catástrofe o la pandemia y el confinamiento; nos colocan frente a destinos inesperados. Al igual que cuando damos rienda suelta a nuestra imaginación sobre lo que podría sucedernos en el futuro o cuando conectamos con una experiencia pasada de miedo profundo.

     Todas estas situaciones nos ponen ante el cambio, que nos invita a la adaptación, a saber quiénes somos, a no vencernos o a sacar los talentos, vocaciones, experticias y vivencia afectivas que ni siquiera sabíamos que teníamos, «es toda una escuela de vida», podríamos decir que nos mide la gasolina y la pregunta es ¿Qué pasa allí con el miedo? Como lo plantea el periodista colombiano José Ricardo Báez, en el 2020, basándose en la pandemia:

    • Podemos ver la crisis como una oportunidad.
    • Temas como, la economía solidaria, la política y cómo atender al cambio climático; pueden activarse para hacerle frente a la adversidad, como sociedad.
    • Podemos desarrollar la solidaridad con sentido de vida.
    • Las fronteras se pueden disolver para afrontar el cambio desde una perspectiva más unida.
    • Van a haber cambios de paradigmas.

    Todo esto permite hacer las preguntas incomodas a las sociedades y a las personas. De hecho, ante la angustia profunda, se puede desarrollar la inteligencia existencial, promovida por Howard Gardner durante la pandemia; que nos lleva a preguntas, como, ¿Quién soy?, ¿Para dónde quiero ir?, ¿Cuál es mi destino?, que nos ayudan a encontrarle sentido a la vida; y a ser aliados del miedo, reconociendo que está ahí para alertarnos ante un posible peligro; pero que podemos alivianar otorgando significado a nuestra existencia.

      Además, conectando con el momento presente que realmente es con el que contamos. Pues, no podemos saber que sucederá en el futuro y si nos quedamos en el pasado, potenciaremos emociones como la tristeza, y si persistimos en ella mucho tiempo inclusive podríamos vivir la depresión

      Por otro lado, queda claro, que los postulados del Dr. Frank, orientados al vencimiento del miedo, hacen parte de su legado a la humanidad, y unidos a todo el trabajo de teorías como el Mindfulness y autores como Daniel Goleman, nos muestran un camino hacia el bienestar. 

      Asimismo, el autor Boris Cyrulnik, y sus planteamientos acerca de la resiliencia, son un gran soporte que nos lleva a ver el miedo al miedo y el sufrimiento como una oportunidad de transformación, de metamorfosear el dolor para ir hacia la salud mental. Asunto vigente hoy en día que estamos viviendo lo que nos dejó la pandemia y su impacto en nuestro bienestar.

      De fondo, la conclusión es que, los que se adaptan vencen al miedo. Por eso la invitación es a retomar estos legados que compartimos hoy de los maestros, Víctor Frank, Daniel Goleman, Boris Cyrulnik, que, siendo psicoterapeutas, psicólogos, escritores y visionarios de la salud mental, han realizado aportes trascendentes, especialmente para personas en crisis, con vivencias de miedos, angustias, duelos y catástrofes.

      Por nuestra parte también nos adaptamos, «no nos resistimos», por lo cual, aunque ya contábamos con la consulta online, mejoramos los procesos y optimizamos los recursos. Además, hicimos aportes en pandemia con las charlas gratuitas, en las que trabajamos temas para mejorar la salud mental y la comunicación, y dar ánimo.

      Actualmente, continuamos escribiendo a través del blog, realizamos videos educativos y preparando los talleres, que estamos piloteando ya de manera presencial y apoyamos, con nuestras estrategias desde lo sistémico, para ilustrar, vivenciar y reparar para “ver al miedo, sin miedo” es decir atender la resistencia que atrae esa persistencia del miedo. Consiste en ver al miedo con otra cara, una más amplia e integradora.

      Bibliografía:

      1. Cyrulnik,B. (2013). Los patitos feos: La resiliencia. Una infancia infeliz no determina la vida. Debolsillo
      2. Cyrulnik, B. (2016). ¿Por qué la resiliencia? Lo que nos permite reanudar la vida. Gedisa.
      3. Frankl, V. (2015).El hombre en busca de sentido. Herder.
      4. Gardner, H. (2022). A Resurgence of Interest in Existential Intelligence: Why Now? https://www.howardgardner.com/howards-blog/a-resurgence-of-interest-in-existential-intelligence-why-now
      Share This